Diversas son las formas en que una empresa extranjera podrá optar para participar en el mercado mexicano, a saber: Inversión directa constituyendo sociedades mexicanas con inversión extranjera, Alianzas estratégicas, Coinversiones, Franquicias, Transferencia de Tecnologías, Oficina de Representación, Sucurales Extranjeras, etc.

No obstante que se consideran sociedades mexicanas las leyes vigentes imponen obligaciones en su mayoría informativas a sus accionistas, nuestra firma se encarga de dar cumplimiento a todas las disposiciones normativas de la materia.

Una de las principales ventajas es que al constituir una sociedad mexicana gozará de todos los derechos y obligaciones que los Tratados Internacionales de Libre Comercio ofrece sin distinguir la nacionalidad de sus socios o accionistas.